El fin de semana pasado se realizó la primera ruta motera enxebre que se organizó por medio del facebook. Aunque en un principio contaba con poca gente al final fuimos 18 personas, un número considerable pensando que es una página de turismo y no un motoclub. Además fue un grupo bastante variado de motos. Había una 125, una chopper, una R, una turismo e incluso una scooter, solo faltaba una trail o una de monte, aunque esta última para un viaje tan largo lo iba a pasar un poco mal. El destino escogido eran los cañones del Sil en Orense y el día escogido fue el Domingo 12 de Junio. Como punto de encuentro escogimos la gasolinera de la plaza de España de Vigo, ya que era un punto céntrico y al mismo tiempo teníamos la carretera que teníamos que coger justo al lado. Salimos a las once de la mañana dirección Ourense cogiendo primero la autovia y después la nacional en Ponteareas, para no abandonarla ya en ningún momento. La primera parada fue la Cañiza en donde aprovechamos para tomar el jamón típico de la zona y, de paso, conocernos todos. (Por cierto, las caras de "pillaos" de las fotos es porque estabán echando la carrera de 250 en la tele, y como buenos moteros, les estabamos prestando atención jeje)









Después de una buena charla y unas cuantas risas decidimos arrancar de nuevo para llegar pronto al sitio donde ibamos a comer. La razón es que el sitio escogido era la Romántica en Orense, un restaurante de muchísimo éxito en la ciudad y en el que siempre hay cola, por lo que intentamos llegar lo más pronto posible para tener hueco para todos (por cierto, antes no se podía reservar, de ahí que fueramos tan pronto, pero según lo que nos dijo la chica, ahora si se puede).

Llegamos sobre la 13:15 y ya estaba lleno. Solo había una mesa para 10 personas y los otros 8 tuvimos que esperar sobre unos 20 minutos, pero os puedo asegurar que la espera mereció la pena. Ya os tengo hablado de este lugar, pero para quien no lo conozca deciros que es un restaurante especializado en carne y pasta, aunque su bacalao también tiene mucho éxito. Los platos más solicitados viendo las mesas de al lado y amigos que siempre me acompañan, suelen ser la lasaña, cordón bleu, escalopines y entrecot, aunque la pizza y bacalao como es decia también están muy buenos. Además deciros que hay la opción en varios platos de pedir mitades con lo que el precio se abarata muchisimo y la cantidad de comida desciende pero no tanto como pensais. Por poneros un ejemplo, a mi que soy de buen comer, me costó acabar media lasaña el día de la ruta. Respecto al precio es muy muy barato. Por poneros un ejemplo, el día de la ruta comimos por 9 €, y como veis en las fotos la mesa no estaba precisamente vacia.
Despues de una buena comida y una distendida charla volvimos a coger nuestras monturas dirección Monforte (por la vía rápida que sube los Peares). La carretera es muy apetecible para las motos. Lo primero por el paisaje, ya que en un principio va siempre pegado al rio Miño, primero llaneando y luego subiendo un par de montañas desde las que las vistas de los cañones son espectaculares. La otra razón por la que es apetecible para las motos es su trazado. Muuuchas curvas, numerosas horquillas, buen asfalto y relativamente poco tráfico. Ya no es la primera vez que subo por alli en coche "tranquilamente" y me adelantan dos "R" rozando con el protector de la rodilla en el suelo.. con eso creo que ya os digo todo jeje.Una vez llegamos a Monforte nos desviamos a la derecha para empezar ya con la visita de los miradores y carreteras de los cañones. La primera parada fue el mirador de Doade, en que además de tomar un descanso disfrutamos de los imponentes cañones que rodean el río. Además alli pudimos ver las enormes plantaciones de vides, de las que sale el famoso vino Ribeiro. Viendo lo "empinado" del terreno y su dificil acceso nos damos cuenta de que su recolección tiene que ser un trabajo duro y complicado.




Abandonamos el mirador en busca de una gasolinera, ya que la mayoría empezaban a pedir de comer. El problema es que visto lo visto, allí no es que abunden y tuvimos que hacer bastantes kilometros hasta encontrar una. Nos dirigimos hacia Castro Caldelas ya que a mi me parecia que por allí había alguna. Después de pasar el embarcadero en donde se cogen los catamaranes comenzamos el ascenso. La carretera era muy estrecha, con muchas curvas y empinada, pero la verdad es que era una delicia rutear por ella. En los bordes había numerosos castaños de importantes dimensiones, e incluso en algunas zonas invadían la carretera creando pequeños "túneles" naturales. Otra cosa es que cuanto más subiamos mejores vistas había.

Una vez llegamos a Castro Caldelas y como no estaba seguro de donde estaba la gasolinera le preguntamos a un motero que venia dirección Orense. Nos dijo que la gasolinera más cercana quedaba dirección Trives así que cogimos hacia allí. Cogímos hacía alli y después de unos cuantos kilometros seguíamos sin encontrarla. Al Final resultaba que era la de Trives, con lo que perdimos casi 40 min entre ir y volver. Lo peor es que volvimos hacia atrás porque nuestra intención era ir a un mirador en Parada de Sil y justo al pasar Castro Caldelas nos encontramos una gasolinera. A menos de 2 km de donde el chico de la Ducati nos dijo que era hacia el lado contrario. Esperemos que fuera porque venia demasiado centrado en la conducción, porque sino era para matarlo.
Continuamos hacia Parada de Sil, en donde se encuentra el mirador de los balcones de Madrid. Para mi gusto uno de los mejores de la zona. Vistas impresionantes, fácil acceso e incluso barandillas para apoyarse. Además, si os gusta caminar, deciros que de allí parten varias rutas de senderismo desde las que se pueden ver unos paisajes impresionantes. Las pruebas de lo impresionante del lugar aquí os lo dejo en las siguientes fotos.
Una vez visto este mirador ya decicimos dar por acabada la ruta y volver ya hacía Vigo. Algunos fueron practicamente directos desde allí, y otros paramos en Ourense a echarle de beber a las monturas y al mismo tiempo, descansar nosotros también. Estuvimos tomando algo en una terracita durante un buen rato y sobre las 9:30 de la tarde recogimos "campamento" para volver cada uno a su casa. Aquí si que ya tiró cada uno a su ritmo dando por terminada la ruta del día.
A mi particularmente me gustó mucho la ruta, así que en cuanto pueda organizo otra. El destino¿? aun por decidir. Eso si, se admiten sugerencias, así que ya sabéis, comentad y colaborad!!
Espero que todos lo pasarais igual de bien que yo!!


Enlaces a esta entrada