Muy cerca de Ribadavia en dirección a Ourense podemos ver a mano derecha de la autovia un gran lago formado por el embalse de Castrelo de Miño. De paso que seguía mi ruta desde Ribadavia hacia el puente del Milenio de Ourense paramos un momento en Sampaio, justo al borde de este lago artificial y al lado de la iglesia de este municipio.
Con unas vistas impresionantes del lago y situado además en una zona preciosa con una bonita iglesia y casas antiguas. Por poneros un ejemplo justo desde el aparcamiento de la iglesia, el cual tenía un cruceiro justo en la entrada podréis ver una casa que aun conserva la costumbre de acumular material para el invierno. Como veis en la foto la parte de arriba de la casa está llena de espigas de maiz, y aunque no se vea en la foto, la parte de abajo estaba llena de madera preparada para ser utilizada con las cocinas de leña. Es una costumbre muy extendida en Galicia esta de acumular "materia prima", pero se está perdiendo muy rápido y cada vez es más dificil ver imagenes como esta que os muestro. La iglesia fue donada por Fernando II a los monjes de Oseira y es un ejemplar del barroco gallego. Tiene casa rectoral y desde ella se pueden obtener una buenas vistas de todo el embalse. Junto a la entrada del atrio se puede ver un antiguo peto de ánimas, en el que destaca su hornacina en la que hay un panel de piedra donde está representado San Antonio de Padua, vestido de franciscano, con el Niño en brazos.
Si queréis llegar hasta este punto y disfrutar de estas preciosas vistas e iglesia os dejo aqui el mapa de situación y el enlace al google earth para que nadie se pierda.

Ver Turismo Enxebre en un mapa más grande


Enlaces a esta entrada