Ayer por la tarde visitamos otro grupo de molinos muy parecidos a los del Folón, pero con una cascada mucho más grande. Están situados en el concello de Barro,al lado de la carretera de Pontevedra a Caldas de Reis (N550). Se trata del Parque natural del Río Barosa.Se toma un desvío de la N550, que está bien señalizado, y a unos 500m tenemos que aparcar y continuar a pié, por la orilla del río. Enseguida vemos unos puentes de madera, la cascada y los primeros molinos. Hay una docena de molinos, algunos restaurados y otros no. La mayoría están en un trecho de unos 400m de fuerte pendiente. Si recorremos este tramo, no nos resultará difícil hacer el resto mucho más llano, en total son unos 4Km subiendo por una margen del río y bajando por la otra para volver al punto de partida.En este primer tramo impresiona la fuerza del agua, y más si, como en esta época, hubo abundantes lluvias. En la parte de abajo de todo hay también un furancho en el se puede tomar algo en una pequeña terraza o incluso si ya son horas, comer o cenar por un módico precio la comida típica del lugar. Os recomiendo probar el pulpo, la empanada de pan de millo o incluso el churrasco. También en esta zona de abajo hay pequeñas canalizaciones del agua y un pequeño lago por la acumulación del agua que cae de la cascada.
Según vamos ascendiendo las vistas van ganando muchos enteros. Además podremos ver varios molinos restaurados que hay al borde del rio. Además para los más vagos hay bancos cada poco para sentarse a descansar o simplemente relajarse un rato escuchando el sonido del agua y disfrutando de las maravillosas vistas.
En la zona más alta también hay algún molino pero, con el cauce más tranquilo, es necesario hacer presas artificiales y canalizar el agua. El camino ya es mucho más llano con incluso pequeños llanos como el que hay al lado de la otra tapería del lugar. Situada justo al lado de otro puente y en un manso del rio en donde podremos ver unos cuantos patos y cisnes jugueteando y paseando por allí.
El suave murmullo del agua, el canto de los pájaros, el olor a roble y a musgo, y la luz del sol tamizada por las ramas los árboles, dan una tranquilidad pasmosa, que nos anima a seguir el camino lentamente, como el río, contemplando el reflejo de cada árbol en el agua.Tras este puente, en el restaurado 'Muiño de Valerio', podemos tomar un tentenpié... o una cervecita antes de seguir camino. Nosotros preferimos hacer primero el recorrido y luego tomar unas tapas en el 'Muiño de Abaixo' que es más grande y ofrece más variedad.
También tenemos un poco por encima de las cascadas y rio una pequeña iglesia. Para llegar a ella tendremos que coger la carretera que hay justo al lado de donde el rio empieza a ser llano. Hay incluso señales en la carretera explicándonos como llegar.

Aquí os dejo un pequeño vídeo para que os hagáis una idea mas general del lugar....




Y aquí os dejo la vista aérea del lugar. Como podéis ver está muy cerca de la nacional 550.

Ver Turismo Enxebre en un mapa más grande


Enlaces a esta entrada