Hoy vamos a hablar sobre el monasterio de Samos y su villa.

Samos esta aproximadamente a 11 km de Sarria y 45 km de Lugo. Esta villa, es paso obligado para todos los peregrinos que caminan a Santiago de Compostela, y muchos duermen en el hospedaje ofrecido por los monjes benedictinos, en la Real Abadía Benedictina de San Julián de Samos, uno de los centros religiosos más importantes de Galicia. Esta abadía, está datada del Siglo VI, época en la que los Suevos poblaban los territorios de lo que hoy conocemos como Galicia. Samos se encuentra en un espectacular entorno natural, en un valle que da entrada a los montes de Pedrafita. Lo atraviesa el Río Oribio, un pequeño río, rico en anguilas y truchas, unos de los platos más emblemáticos de la zona. A orillas del río Oribio se levanta el antiguo monasterio de San Julián de Samos, todavía regido por monjes benedictinos. Su nombre se deriva de la palabra sueva samanos, que significa "lugar donde viven religiosos en comunidad". Según la tradición, lo fundó san Martín Dumiense en el siglo VI. La primera noticia de su existencia la facilita una inscripción que indica que el obispo de Lugo Ermefredo restauró el monasterio en el año 665, y restableció la vida monástica bajo la regla de san Fructuoso. Durante la invasión árabe fue destruido y abandonado. Hacia el año 760 lo restauró Fruela I, albergando monjes procedentes del monasterio agaliense de Toledo, con el abad Argerico y su hermana Sarra, (de ahí que pueda proceder de aquí el nombre de Sarria, o de la tribu existente en San Cristobo do Real llamada los seurros, y junto con su hermano funda una comunidad dúplice una de las primeras de España y Europa). El hijo de Fruela, Alfonso II el Casto, refugiado en él durante un tiempo, confirmó a los monjes el 11 de junio del 811, las donaciones realizadas por su padre. 40 años más tarde Ramiro I lo repobló con monjes huidos de Andalucía, poniendo al frente de la comunidad al abad cordobés Fatalis. Nuevas donaciones de Ordoño I al abad Ofilón convirtieron este monasterio en cabeza de los de su entorno. A comienzos del siglo X, el obispo Ero de Lugo intenta hacerse con el control del cenobio que quedó reducido a simple parroquia, pero Ordoño II consigue salvarlo de la crisis con la colaboración de nuevos monjes benedictinos procedentes del monasterio de Penamaior. Viviendo desde el año 960 esta comunidad bajo la regla de san Benito. En el siglo XII se adhieren a la reforma de Cluny. Se convirtió en uno de los centros más importantes de la Edad Media. Abandonado durante la desamortización, volvieron los benedictinos en 1880. En 1558 sufrió un gran incendio y tuvo que ser rehecho. De las construcciones medievales únicamente se conserva una puerta de la antigua iglesia, la capilla del Salvador, una columna y un fragmento de una placa de mármol del siglo IX. En 1951 sufrió otro incendio. Destaca su fachada barroca con acceso por doble escalinata.
Posee dos claustros, el grande (siglo XVII) es el mayor de España y conserva en sus muros piedras de las antiguas construcciones medievales. El pequeño o de las Nereidas es de estilo gótico tardío, y el Grande o de Feijoo. Entre ambos está la torre del reloj y la portada románica de la primitiva iglesia. El retablo "mayor" está presidio por la imagen del patrono: San Julián, en la basílica abacial existen otros doce retablos, tres de los cuales se cree ocuparon la cabecera tripartita de la iglesia románica (de la cual se conservan más restos que la puerta pero que se sacarán a la luz en breve). Muy cerca del monasterio se alzó la iglesia del Salvador, del siglo X; tiene algunos elementos mozárabes.
En el siglo XIII había en este monasterio unos monjes encargados de atender al peregrino y algunos particulares expresaron en sus donaciones el deseo de que parte de ellas sirvieran para su cuidado. El documento más antiguo que se conserva de la estancia de peregrinos en el hospital construido dentro del propio monasterio es del s. XI y hace referencia a la minuciosa contabilidad del albergue de peregrinos. Samos con los siglos además de hospital de peregrinos se convirtió en lugar de entierro de los caminantes, eran trasladados aquí los que fallecían en el camino a su paso por Lugo. En el siglo XVIII, durante 3 días los peregrinos podían comer en el refectorio del monasterio la misma ración que se asignaba corrientemente a los monjes. Por otra parte, cuando los peregrinos eran o bien sacerdotes o bien personajes de cierta categoría, por su condición especial también se les daba cama. El resto de los romeros, para su alojamiento, se refugiaban en una casa que el monasterio tenía preparada para tal fin en el pueblo de Samos.










A quien le apetezca pasar un rato por allí tiene muy cerca del monasterio una cafetería que tiene una parte de abajo justo pegada al río, donde podremos pasar un buen rato tomando algo tranquilamente mientras vemos la corriente del río con sus numerosas truchas. También hay varios restaurantes en los alrededores donde podremos degustar las ya famosas truchas o anguilas por un módico precio.

Un pequeño vídeo sobre el monasterio y sus alrededores (incluido interior del Monasterio)...





Os dejo aquí la vista satélite del lugar. Como podéis ver esta muy cerca de Sarria y pasa justo por el centro el río Oribio.

Ver Turismo Enxebre en un mapa más grande


Para quien quiera ver algo más en los alrededores tenéis la villa de Sarria muy cerca, Triacastela o Pedrafita do Cebreiro (lugar de gran interés de la ruta Xacobea)


Enlaces a esta entrada
Después de poneros ayer la página de Galicia360 estuve actualizando unos cuantos post que ya tenia pero que no tenían esta visión...

Para quien quiera echarle un ojo a estas fotos panoramicas de estos lugares que ya tenía publicados podéis entrar en estos enlaces:

Castro de Viladonga - Castro de Rei (Lugo)

O Cebreiro - Ruta Xacobea (Lugo)

Muxia e a Pedra de abalar (Coruña)

Cascada da Toxa (Coruña)

Termas de Outariz (Ourense)

Playa de las Catedrales (Lugo)

Ante todo volver a darle las gracias a esta pagina, ya que sin ellos no podriamos disfrutar de estas maravillosas panorámicas.



Enlaces a esta entrada