El monte de San Pedro es uno de los parques más famosos de la ciudad de La Coruña y está situado en las afueras de la ciudad en la parte más alta de una pequeña montaña, lo que le da unas vistas impresionantes de toda la bahía y de la ciudad. En los últimos años la ciudad ha sufrido numerosos cambios como nuevos barrios, centros comerciales y varias obras para el disfrute y ocio de la población como el Paseo Maritimo o el Milenium. El Monte de San Pedro viene siendo el punto final a esta obra de transformación.

Antiguamente era una zona marginal por diversas razones de carácter histórico y de uso. En un principio por ser propiedad del ejercito y otra por ser un barrio pobre dejado del resto de la ciudad. En cuanto los militares cedieron los terrenos al ayuntamiento se comenzaron las obras, hoy terminada su primera fase, aunque aun queda alguna obra de rehabilitación y ajardinamiento para su rápida conversión en Parque Público Municipal.

Toda la zona actualmente está ajardinada y dispone además de una serie de edificios adaptados al ocio como es una cafeteria, baños públicos, parques para niños, aparcamientos y alguna que otra cosilla mas. Debido a su altura tiene unas vistas envidiables que alcanzan desde el Cabo San Adrián e Islas Sisargas hasta los cabos Prior y Prioriño, con una vista especialmente impresionante de la Torre de Hercules y la zona de la playa de Riazor.

Una de las cosas curiosas del parque es que dejaron restos de su anterior ocupación militar para el disfrute de los visitantes, así podremos ver cañones de largo alcance, corto, o incluso cabezas de balas de cañon simulando los pivotes de los bordes de la carretera. El cañon más grande la verdad es que resulta impresionante, con un tamaño más que considerable y apuntando al mar abierto, por el que hasta podriamos imaginar a las tropas invasoras acercandose a la ciudad. Ademas de estos restos también podremos ver refugios subterráneos, barracones para la tropa o garitas de vigilancia, con una intención patrimonial que deje huella en las generaciones futuras.

Aunque esto ya supone un gran atractivo para visitarlo su punto fuerte no es este, ya que a finales del año 2.006 se construyó un elevador que nos lleva desde la parte baja de la montaña hasta el parque en si. Lo impresionante del ascensor es que es totalmente transparente por lo que podremos ver durante todo el recorrido de las impresionantes vistas. Para poder acceder a el tendremos que seguir la carretera que va justo pegada a la costa y un poco después de pasar el obelisco lo encontraremos a mano izquierda justo después de un pequeño aparcamiento de adoquines.

Ya en la parte de arriba tenemos alguna opción más de ocio que los restos militares y miradores. Podremos encontrar un pequeño pero divertido laberinto realizado con setos de alrededor de dos metros de altura. Es bastante sencillo, pero aun así si no tenéis buena orientación os perdéreis casi seguro, ya que al ser tan alto apenas tenéis puntos de orientación y da bastantes vueltas por lo que es fácil perderse.

Justo al lado tenemos un parque para niños y entre el elevador y el laberinto la cafetería, algo carilla comparada con el resto pero con unas vistas envidiables, ya que tiene todo el frontal de cristal y se puede ver la ciudad entera al calorcito de un buen café.

Ya pasando todo esto que os he nombrado también podéis ver un pequeño lago en el único lado de la montaña que no tiene vistas, no es muy grande que digamos, pero si está muy buen cuidado y le da un toque de tranquilidad a la zona.

La verdad es que es una zona muy tranquila y con bastantes cosas que ver en donde pasar una buena tarde paseando, si estáis por Coruña no dudéis en visitar este lugar.

Aqui os dejo un video realizado por AlesTemple en el que podéis ver numerosas fotos del parque


Podéis ver aquí su situación exacta y el enlace al google earth para que nadie se pierda.

Ver Turismo Enxebre en un mapa más grande


Enlaces a esta entrada