La fortaleza de Castro Caldelas se encuentra en la provincia de Orense, , municipio de CastroCaldelas a 47 kilómetros de Orense. A la fortaleza se llega por una calle empedrada desde la misma plaza de la población.
Historia
Como en otros importantes pueblos gallegos, la historia de CastroCaldelas se inició en su castro celta y en la posterior fortificación superpuesta sobre el primigenio poblamiento, sobre la que se levantó a finales de la Edad Media, el magnífico castillo en torno al cual creció la actual villa.
Las primeras referencias que se conocen de esta comarca, con su nombre actual, se remontan al siglo IX. Durante el siglo X la familia Gutier Menéndez se hizo con las tierras de Caldelas. La época medieval fue de gran esplendor. Así, en el siglo XII se convirtió en villa de realengo gracias de los fueros que le concedieron en 1172 Fernando II, Emperador de Galicia, León y Asturias, y en 1228 Alfonso IX. En el siglo XIV pasó a manos de don Pedro Fernández de Castro por donación del rey Alfonso XI, aunque pronto pasaría a manos de los condes de Lemos.El castillo de Castro Caldelas fue testigo de episodios históricos tales como las Guerras Irmandiñas, entre las que la tradición oral situa al propio Mariscal Pero Pardo de Cela, así como del asentamiento de una importante colonia judía, cuyas lápidas funerarias son hoy apreciables en el centro del pueblo. Buena parte de la fortaleza fue derribada durante las Revueltas Irmandiñas, siendo reconstruida por don Rodrigo Enríquez Osorio, conde de Lemos, a costa de aumentar considerablemente los impuestos a los vecinos, situación que motivó pleitos entre el concello y el conde en la Audiencia de Valladolid, que fueron por fin resueltos en 1534 por el rey Carlos I a favor de los vecinos.Durante la Edad Moderna la abigarrada fortaleza se conviertió en una construcción renacentista de carácter marcadamente palaciego. El último episodio militar que protagonizó el castillo fue durante la Guerra de la Independencia, el ataque dirigido por los caldéanos al 15º regimiento de la división del general Marchand, quien como represalia mando incendiar la villa y el castillo, perdiéndose en dicho incendio importante documentación sobre la historia de la comarca. A partir de 1794 el señorío de Lemos se incorporó a la casa de Alba a través del XVIII conde de Lemos, Carlos Miguel Fitz-James Stuart. El edificio estuvo habitado hasta el siglo XIX por Sol Stuart, pariente de los Duques de Alba. En la actualidad está declarado Monumento Histórico-Artístico bajo la protección de la Declaración genérica sobre el Patrimonio Histórico Español. Su restauración es parcial, y están en estudio los restos recientemente encontrados en el subsuelo, por lo que podréis encontrar algunas zonas cerradas al público o con escombros.Las dependencias que rodean el patio de armas encierran muestras de objetos ligados a los modos de vida tradicionales de la comarca; se conserva un bonito telar e incluso en la parte de fuera una catapulta. Descripción
La fortaleza de Castro Caldelas es un buen ejemplo de arquitectura militar y defensiva. En la puerta de uno de los torreones se hace alusión a obras de reconstrucción en el siglo XVI, aunque se conservan zonas indudablemente más antiguas como la torre del Reloj. El amplio patio de armas está flanqueado por cuatro sectores de torres, símbolo de los condes de Lemos. Pueden verse murallas, troneras, matacanes y barbacanas, así como varios grabados con las armas de los Castro, los Osorio, los Enríquez y la tau templaria.Lo primero que os encontrais al entrar en esta fortaleza es el patio de armas (además de la catapulta expuesta en el exterior), desde el que se puede acceder a las distintas dependencias. Por encima y a ambos lados del patio se encuentra el palacio, con sus corredores abalconados que albergan la biblioteca, el museo etnográfico y otros servicios. Al fondo, y centrado en el patio, hay un enorme pozo de varios metros de ancho y a su lado los restos del antiguo horno.En el primer piso del palacio, al lado de la torre del Reloj, se encuentran las salas dedicadas a los estudios arquitectónicos de la comarca, en las que pueden verse gráficos y explicaciones con gran detalle sobre la construcción de monasterios, hornos, viviendas, etc.En la llamanda torre del Reloj, además de poder admirar la antigua maquinaria funcionando, hay algunas piezas etnográficas y unas espectaculares panorámicas desde las ventanas. En la parte más alta del castillo se encuentra la torre del homenaje, que por su estado no se puede visitar. Desde aquí podemos contemplar toda la distribución del conjunto, el esquema constructivo de las murallas, troneras, matacanes y barbacanas y, por supuesto unas espléndidas vistas de la villa y del entorno.En el patio sur donde se pueden apreciar restos de torreones, un bonito reloj de sol, otros restos arqueológicos y la espectacular torre del Homenaje.

Os dejo aqui un pequeño video del lugar para que os hagais una idea más general del lugar...


Se puede visitar todos los dias de 10 a 14 h y de 16 a 21 h y si queréis más información o hacer una visita para grupos podéis contactar con ellos en el tfno 988 20 33 58.
Os dejo aqui la vista satélite del lugar. Como veis queda al final de la recta del pueblo, justo en la curva. Pasa un poco desapercibido entre las casas pero si os fijais bien lo podéis ver desde la carretera.


Ver Turismo Enxebre en un mapa más grande Pincha aqui para descargar el enlace al google earth
Para quien quiera visitar algo más cerca tiene la estación de montaña de Manzaneda relativamente cerca, los castiñeiros milenarios de Pumbariños, los cañones del Sil, o incluso más lejos Montefurado o mismo la ciudad de Orense. Si además sois aficionados a todo lo medieval y os gustan los castillos podéis ver un listado de todos los que tenemos en Galicia con sus correspondientes enlaces en la web de nuestro amigo Juan Luis de TurismoGalicia pinchando aqui.


Enlaces a esta entrada