Como os decía en el anterior post sobre el viaje que hice por Europa continuaba el circuito por la ciudad de La Haya, para continuar visitando Madurodam (un parque con multitud de reconstrucciones en miniatura de los monumentos mas importantes del país), y continuando por Ámsterdam donde haremos otra pausa para seguir contándoos el viaje en el siguiente post.
La primera ciudad que tocamos fue La Haya, capital administrativa de los países bajos. Actualmente es una ciudad relativamente grande (alrededor de 500.000 habitantes) y que dispone de una zona antigua y otra nueva bastante bien diferenciadas. Una de las cosas que nos llama la atención es la cantidad de zonas verdes, riachuelos y lagos que ay por la ciudad (eso sin contar lo dicho en el anterior post, que es todoooo llano). Es muy raro encontrar una zona de la ciudad en la que no haya un pequeño bosque, parque, lago, riachuelo o zona verde, son ciudades que se mezclan bastante bien con la naturaleza, lo que las convierte en ciudades en las que pasear por ellas es una delicia, una por los paisajes y otra porque está prácticamente toda la ciudad preparada para ir a pie o bici. Otra cosa que nos llamara la atención cuanto más nos acercamos a Ámsterdam es que el coche va pasando cada vez más a un lugar mucho menos importante, siendo mucho más común ver bicicletas por todas partes, tranvías, autobuses, gente andando o todo tipo de automóviles sin motor. También empezarán a verse ya algún que otro coffee shop, en los que como sabréis se puede fumar mariguana y alguna sustancia más sin que te lleven detenido como aquí. Además ya se podrá ver algún escaparate con “señoritas”, igual que veremos más adelante, en Ámsterdam.

Entre los lugares más destacables para visitar se encuentran el palacio de la paz (o palacio de justicia, sede de la corte internacional de justicia) en las afueras de la ciudad. Además de este palacio podemos encontrar justo en la puerta un monumento en el que hay una llama encendida las 24 horas llamada la llama mundial de la paz y viene siendo lo que se ve en la foto más las piedras que está en su base, las cuales representan cada una a un país del mundo.

Ya en el centro para mi los mas resaltable es el parlamento y el edificio de los caballeros, que consiste en un pequeño lago que tiene en una de las orillas el edificio del parlamento, y detrás de este se encuentra el edificio de los caballeros, una iglesia que parece más un castillo que lo que realmente es. Allí llega la reina, el tercer martes de septiembre, en su carroza dorada para abrir las sesiones del parlamento y soltar un discurso. Es también el lugar en el que se hacen las recepciones reales.(Como veis en las fotos son lugares preciosos, y podréis apreciar que me encanta retratar los lugares por la noche o atardecer... le dan un toque más "de cuento" con esa iluminación indirecta)
Toda esta zona esta rodeada por un pequeño parque lleno de árboles y varias calles y plazas empedradas llenas de terrazas en las que tomarse algo en un día caluroso. También son muy numerosas las vías de tranvías, con los que nos cruzaremos en numerosas ocasiones. Respecto a la gastronomía es bastante recomendable probar los pescados y quesos holandeses, además de la cerveza, que aunque no tenga tanta tradición como en Bélgica esta muy rica igualmente.
Ya en la afueras de La Haya podemos visitar Madurodam. El precio no es elevado y es un lugar digno de ver. Se trata de pequeñas reconstrucciones de los lugares más importantes y representativos del país.

Lo impresionante es que están hechos con tanto detalle que si los ves desde la perspectiva adecuada es difícil diferencial entre la realidad y estas maquetas. Además la gran mayoría están provistas de movimiento (como la replica de la presa de Rotterdam o el tren con vías de varios centros de metros), lo que le dan un mayor realismo.

Ya si nos vamos más hacia las afueras llegaremos a las playas de La Haya, unas de las más famosas del país, eso si, viendo la temperatura del agua que las baña yo no se si me daría bañado, si se quejan de que en Galicia está fría no te digo nada aquí. Aun así es un lugar siempre lleno de gente y con todas las diversiones y servicios que ello conlleva.
Ya después de este lugar cambiamos de ciudad y nos fuimos a Delft para después llegar a Amsterdam, capital de Holanda. Ya en esta ciudad si vais con un viaje organizado es muy común que os hospeden en un hotel a las afueras o cerca del aeropuerto, ya que las habitaciones dentro de la ciudad suelen ser muy caras, pero aun así no tendréis problemas para moveros ya que la mayoría tiene un autobús gratis hasta el aeropuerto y desde allí hay varias lineas de tren que en poco más de 10 min os pondrán en el centro de la ciudad.

La ciudad en si es para mi gusto una de las mas bonitas y mas activas de todo el circuito que hicimos. Puedes encontrar de todo en ella, desde auténticos fiestones a parques en los que se respira la calma en el ambiente. La mayoría de la actividad y lugares que visitar de la ciudad están cerca de la estación de tren por lo que es un buen punto de origen. Yo os recomiendo alquilar en esta estación unas bicicletas, ya que os harán mucho mas amena la visita, además de cansaros menos, así podréis ver más lugares de la ciudad en menos tiempo. Una de las cosas más destacables de la ciudad es que practicamente toda la ciudad esta cruzada por infinidad de canales, además de que el centro es practicamente peatonal o adaptado para bicis, siendo muy pocos los coches que circulan por aquí.

Justo en frente de la estación está el famoso barrio rojo de Amsterdam, donde se podrán ver los escaparates con las chicas. Además es uno de las zonas de la ciudad donde hay mas concentración de coffee shops, por lo que a quien le interese verlos o probarlos (siempre hay que probar los más tradicional de cada país...) deberá ir a esta zona.

Podréis alquilar también embarcaciones que os llevaran por los canales para contemplar la ciudad desde una perspectiva distinta, pero la verdad despues de probar las bicis y los barcos me quedo con las bicis, te dan mucha más libertad y son más baratas. Que por cierto, en esta ciudad si que son una verdadera plaga y practicamente el transporte mayoritario con diferencia. No habrá árbol, farola o barandilla que no tenga una bici apoyada. Nos os debéis perder un parking de bicicletas que hay justo al lado de la estación donde veréis que hay miles de bicicletas aparcadas... la verdad es que no se como las diferencian entre tal cantidad de ellas.

Ya mas hacía el sur podremos encontrar otros lugares de interés como el Rijksmuseum, el Museo de Anna Frank, el Museo Histórico de Amsterdam, el Museo Stedelijk de Arte Moderno o el Museo Van Gogh. También es recomendable visitar el mercado de las flores, digno de admirar por su colorido y variedad de plantas. Justo al lado suele haber puestos de comida rápida donde podremos probar los famosos arenques de Amsterdam, así que os recomiendo aprovechar la visita y probar algo de la gastronomía de este país.

Desde el mercado de las flores hasta la estación va una de las principales calles de la ciudad, desde la que podremos ver uno de los canales más anchos de la ciudad, el museo de cera, la casa del terror, varias zonas comerciales o la plaza principal de la ciudad, donde siempre podremos ver actuaciones en directo, mimos o bailarines.

Por ultimo quiero resaltar una característica bastante llamativa de las edificaciones holandesas que es que las ventanas son muy grandes debido a la poca luz que llega a este país (sobre todo durante el otoño e invierno), y que las casas están inclinadas hacia adelante de forma bastante importante. La razón de esto es que al estar los edificios construidos sobre el agua no se pueden construir grandes alturas, por lo que las casas son muy estrechas y bajas, con la consecuente dificultad para subir los muebles a las plantas superiores. Para ello le ponen un gancho en la parte más alta de la casa en inclinan las fachadas hacia delante, así pueden subir por las ventanas mediante poleas todo lo que les apetezca. Os pongo aquí una foto que saque en el paseo en bici en la que se observa claramente esta inclinación, gancho y tamaño de las ventanas.

Y ya por ultimo os quiero dejar un vídeo que grabe con la cámara del paseo en bici por la avenida principal de la ciudad, vereis que los coches no suponen ni el mas mínimo problema, cediéndonos el paso en numerosas ocasiones o incluso dejándonos paso en semáforos e intersecciones. Es largo pero la verdad es que da una imagen muy global de como es la ciudad, vedlo y me decís que os parece ;)

Aquí termina el post por hoy... siguiente parada del viaje, Colonia, Crucero por el Rhin y Frankfurt...



This entry was posted on 9:10:00 a. m. and is filed under , , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

    brujilda dijo...

    Sin duda yo también alquilaría una bici para recorrer la ciudad, además es todo llano ¡que maravilla!.
    Parecen dos ciudades preciosas, me ha llamado mucho la atención el macro parking de bicicletas, es increible. Tambien me ha resultado muy curioso lo de la inclinación de las fachadas, pensé que era para aprovechar mas la luz solar.
    Espero la siguiente entrega...
    Un saludo.

  1. ... on 3 de septiembre de 2009, 21:30