Después de mas de dos meses sin publicar volvemos a la carga con un lugar bastante desconocido pero bastante curioso. Está muy cerca de Arcade y Pontesampaio, pero debido a que no hay carretera que pase directamente por allí y que además se encuentra situado en una zona rodeada de arboles que impide su visión desde los alrededores es raro que la gente lo conozca a no ser que le guste curiosear sitios nuevos o que se lo haya recomendado alguien. Se trata de las salinas de Ulloa y aunque ahora no se saca provecho de ellas si quedan sus restos y varios de los edificios que se usaban para este trabajo. Aunque no lo parezca ya tienen más de 300 años, ya que su construcción data de 1964 según el concello de Vilaboa, y fueron explotadas por primera vez por los jesuitas del Colegio de Pontevedra.




Si no sabéis en que consiste una salina de este tipo, deciros que son zonas de mar controladas por la mano del hombre. Se instalan una serie de compuertas que bloquean el paso al agua para que cuando baje la marea quede una parte del agua acumulada dentro de los muros, para que poco a poco se vaya evaporando y cuando se seque de todo poder recoger la sal. El tamaño de estas en concreto es de alrededor de 100 metros. No es que sean muy grandes comparadas con otras la verdad, pero si no visteis nunca ninguna os van a impresionar de todos modos, ya no solo por la construcción en si, sino por la belleza del paisaje que las rodea. Además desde sus muros podemos ver de frente la enseada de San Simón y parte de la ría de Vigo, de gran belleza ambas.



Para llegar a ellas hay que coger la carretera que une Arcade con Pontevedra y justo al pasar las gasolineras hay un cruce a la izquierda que pone club de remo. Tendremos que bajar por ahí aunque para ello antes tendremos que dar la vuelta ya que si vamos en ese sentido no se puede hacer ese giro. Una vez lleguemos a la orilla del mar aparcaremos e iremos caminando hacia la derecha por el paseo, siempre pegados al mar. Alrededor de unos 500 mts después encontraremos los muros de las salinas.










Todos los muros construidos para retener el agua son de manpostería y disponen de varias aberturas por las que expulsar el agua para bajar su nivel más rápidamente y así poder secar el agua en menos tiempo para extraer la sal. En estas fotos podéis ver el efecto de abiertas y cerradas.











Además de hacer todas las rutas por encima de los muros y alrededor de las salinas también podremos hacer varias rutas de senderismo por los alrededores, como son las rutas de A Croa, Os Muiños, A Pedra Miranda, etc.


Si queréis ver los edificios que se usaban en la época para el mantenimiento de las salinas tendréis que coger un camino que parte mas o menos de la mitad de las salinas hacia la derecha (mirando hacia el mar). Se conservan solo tres o cuatro edificios y en bastante mal estado, sobre todo por la maleza que lo envuelve todo (o por lo menos el día que fui yo), pero si que es verdad que tienen alguna cosa interesante, como por ejemplo una lareira de gran tamaño en la casa más grande.








Por si no sabéis donde están os dejo aquí el plano de situación para que podáis llegar sin ningún problema...


Ver Turismo Enxebre en un mapa más grande
Y con esto damos por terminado mi primera recomendación del 2013, aunque os esperan muchas mas! Ya se que llevaba muchísimo tiempo sin publicar pero la verdad es que ultimamente no tengo tiempo ni para respirar, y eso que estoy en el paro por desgracia, pero ando metido en varios proyectos de futuro, y además preparando una cosilla para Mayo que ya os contaré ;). Espero que os guste este precioso lugar y hasta la próxima!!!


Enlaces a esta entrada