Uno de los elementos más significativos de la iconografía gallega es el cruceiro, presente en todas las comunidades y prácticamente en todas las plazas de pueblos y ciudades, además de la muchas de las encrucijadas de caminos del rural.

Para quien no los conozca deciros que los cruceiros son una cruz de piedra (aunque también puede estar hecha de otros materiales) que suele estar situada en las encrucijadas de caminos y los atrios de las iglesias. Son más de 10.000 los catalogados en Galicia y, sin embargo, se desconoce su origen y se discute su significado. Es verdad que no son exclusivos de esta comunidad pero si es donde son más comunes y donde se les da más importancia, ya que además de su simbología religiosa tienen numerosas leyendas a sus espaldas.


Además de Galicia también aparecen en otras partes de la geografía española y muy especialmente en la Bretaña francesa, de ahí que la mayoría de especulaciones digan que vengan de allí. Los etnógrafos nos dicen que se usaban como símbolo de cristianización de lugares de incertidumbre (como las encrucijadas) y de rituales y leyendas.

Están muy presentes por ejemplo en la leyenda sobre la Santa Compaña que os contaba en esta misma web. En ella se dice que esta procesión de muertos aparece normalmente cerca de los camposantos y vaga hasta la casa del futuro fallecido pasando por estos símbolos, especialmente las noches de Todos los Santos o San Juan. Cuenta la leyenda que la Santa Compaña no tendrá el poder de capturar el alma del mortal que se cruza con ella si éste se halla en los peldaños de un cruceiro o si porta una cruz consigo y logra esgrimirla a tiempo.


También son símbolos de exorcismos. Estos normalmente tienen un símbolo de una calavera en su base o capitel. Un ejemplo de este tipo es el situado en O Corpiño, Pontevedra.

Suelen ser de piedra y que constan de tres partes: base, vara y cruz. Según algunas tradiciones, servían para bendecir los caminos, otras los vinculan a rituales de sanación para eliminar los males del cuerpo y/o del espíritu y en otras eran lugar de enterramiento de los niños no bautizados (los familiares solían dejar marcas, cruces o iniciales grabadas en la vara).

Su estructura es variada, va desde la extrema sencillez de una cruz hasta un prodigio de escultura, con capeliña (hornacina) o representando un calvario con las tres cruces. En la antigüedad eran una de las construcciones más comunes de nuestra comunidad y aunque hoy en día muchos de ellos desaparecieron aun se siguen conservando infinidad de ellos. En la costa hay numerosos cruceiros, aunque estos normalmente tienen el significado de recordar a los muertos en tragedías navales mas que el señalar un cruce o su simbología legendaria. De estos podemos encontrar numerosos ejemplos en la costa da morte o zonas como Cabo Home. Podemos encontrarlos además en los lugares más insospechados. Un ejemplo es este que os muestro a continuación situado en un pequeño islote al lado de torres del Oeste de Catoira.Entre los más espectaculares se encuentra el cruceiro de Hio, considerado uno de los más espectaculares debido a la profusión de imágenes que posee desde la base hasta la propia cruz.


Como podeis ver hay bastante variedad y distintos usos para estos monumentos, pero si que es verdad que en Galicia se ve de una forma "especial".


Enlaces a esta entrada