Seguimos con el viaje a Egipto....
El día anterior os dejé en la fiesta de disfraces en el barco, la cual acabó alrededor de la una de la mañana. Bien, pues a las 2:30 de la mañana ya estábamos otra vez en pie, ya que nos dirigíamos a Abu Simbel, un templo en medio de la nada al que se tardaba alrededor de 3 horas y media en llegar en autobús (y esto a una velocidad considerable, que como os decía allí las leyes de circulación no las respeta nadie y suelen tener el pie pesado la mayoría), de ahí que saliéramos tan pronto para llegar al amanecer y no coger las altísimas temperaturas de esta zona a pleno día.

Como os decía tocó madrugón, y allí estábamos todos con la almohada del hotel en una mano (para ir durmiendo en el bus, que una hora de sueño era muy muy poco) y el picnic en la otra. Montamos en el autobús y lo primero que llama la atención es que el viaje se hace en un comboy.
Esto viene siendo una fila de unos 100 autobuses escoltados por la policía por delante y por detrás, pero no por ello os creáis que iban despacio... aun yendo a 130 en una carretera que apenas cogían dos coches nos adelantabas los autobuses grandes...así que imaginaros .. jeje
Además justo antes de salir hay varios policías vigilando que no haya nada extraño en el equipaje o algún explosivo pegado a los bajos del autobús. Alguna gente acojonaba un poco con esto, pero la verdad es que había muchísima seguridad.
Casi 4 horas después llegamos a Abu simbel, uno de los templos más importantes y mejor conservados del país y que además se encuentra justo al lado de la presa de Asuán, la segunda mas grande de todo África.

Este templo fue movido unos metros hacia arriba ya que al hacer la presa iba a quedar inundado, por lo que tuvieron que trasladarlo. Imaginad el chollón de tener que mover semejante mole de piedra sin que nada se moviera de su lugar y además respetando la orientación e inclinación para que el dia 20 de Febrero y 20 de Octubre el sol entre por la puerta y forme una corona justo encima de los dos reyes del fondo (alrededor de 50 metros) durante veinte minutos, imaginad el reto para los ingenieros que tuvieron que hacerlo.


En este lugar tampoco dejaban hacer fotos, por lo que todas las que tengo son del exterior y las de interiores que pongo son sacadas del Google images. Eso si, deciros que con diferencia era el templo en donde mejor se notaban los relieves, los colores, y donde se veían mejor conservadas todas las esculturas. Era con diferencia el mejor templo que vimos en Egipto.
Os dejo aqui un video en el que se ven incluso los interiores:


Después de Abu Simbel fuimos a ver la presa, que la verdad, para ser la mas grande de Egipto aparenta bastante pequeña, pero esto es debido a que no son presas altas como aquí pero si muy extensas. Por poneros un ejemplo tiene alrededor de 4 km de ancho.

Os dejo aqui un video de esta presa para que sepáis como es y por todo lo que tuvo que pasar Egipto para poder construirla (video al mas puro estilo megaconstrucciones):

Después de la presa fuimos a una cantera donde se encuentra el obelisco inacabado (para mi lo mas cutre del día, solo se veía un montón de piedras y en medio una superficie plana agrietada que se supone que es el obelisco). En está cantera al igual que en otras que hay a lo largo del país es de donde se extraía la piedra para todos los monumentos y edificaciones. Está en concreto es famosa porque conserva un obelisco completo de alrededor de 40 metros que no se llego a usar porque agrietó. Para los que no lo sepan los obeliscos tenían que ser totalmente perfectos, de una sola pieza y sin ninguna grieta, que fue la causa del descarte de este mismo.

Justo después de la cantera volvimos de vuelta al barco para comer, y justo después coger un barco de vela y posteriormente uno a motor para ir al pueblo Nubio, el lugar en el que vivían los antiguos habitantes de Asuán.
El trayecto es impresionante!! las orillas del río llenas de vida, las enormes dunas en el borde del río, la gente que vive por allí, algún que otro templo al lado del río, e incluso una casa impresionante de una famosa actriz de Hollywood que estaba casada con un jeque. El trayecto es de alrededor de 4 km y pasa justo al lado de la isla elefantina, uno de los parques botánicos más importantes del país. En cuanto llegamos al pueblo nos damos un baño en el Nilo, que por cierto esta limpísimo en esa zona y posteriormente en camellos que nos llevan hasta el centro del pueblo que está cerca de un 1 km río arriba. Aquí los camellos no son como los de Tenerife por cierto, sino que en vez de ir sentados en los laterales en unas sillas se va sentado directamente encima de la joroba. Si ya el animal es de por sí alto imaginaos sentado encima de la joroba y sumándole tu altura. No apto para la gente que tenga vértigo (sobre todo por los meneos que mete que es muy fácil perder el equilibrio, sobre todo al subir o bajar) pero muy recomendable para la gente a la que le guste la aventura. En este bonito pueblo podemos ver como vive la gente alli. Nos enseñan escuelas, campos de fútbol, las casas por dentro, embarcaderos, tiendas, todo. Incluso en la escuela estuvimos con el guía de cachondeo y nos metió como si fuésemos una clase más y nos enseñó los números y a escribir nuestro nombre en árabe. Nos llevaron al interior de una casa en donde vemos como cocinan, en donde duermen, etc. Ya en el patio de la casa nos ofrecen carcaré, que es una bebida típica de allí parecida al te rojo que sirve para combatir el calor. Al contrario de lo que penséis deciros que se sirve caliente, y la verdad es que está bastante bueno y si que hace su efecto, aunque la sombrita y el descanso también ayudan mucho. Una cosa que nos llamó la atención en que en el mismo patio de la casa tienen dos cocodrilos grandes y dos pequeños como si fuesen perros, de los cuales sacan uno pequeño y uno mediano para enseñárnoslos más de cerca. Incluso a los más atrevidos nos los dejaban coger y nos los ponían en el hombro. Yo como veis no me corté y salgo con los dos jeje. Eso sí, deciros que con diferencia los más agresivos eran el más pequeño de todos y el más grande. Aunque parezcan inofensivos, muerden que no veas. Los que nos ponen encima no hacían gran cosa, ya que estaban bastante tranquilos en ese momento y se pueden coger, aunque pasado un ratillo ya los vuelven a encerrar ya que se empiezan a poner nerviosos por tanta gente y pueden morder a alguien. De hecho a mi me pataleo bastante antes de cogerlo, ya que se estaba empezando a poner nervioso, con el consiguiente acojone mío jeje. Os dejo aqui un video que encontré por Youtube sobre este bonito viaje, pueblo incluido:



Ya con esto terminaría un día normal de turista en Egipto, pero nosotros fuimos más allá y por la noche fuimos a ver el espectáculo de luz y sonido del templo de Philae (para mi gusto uno de los más bonitos externamente, ya que está situado en una isla a la que solo se puede llegar en barco). Al igual que Abu Simbel esté templo también se traslado a tierras más altas al construir la presa. Era precioso, mas aun así iluminado con luces de colores y rodeado de palmeras y todo tipo de vegetación. El espectáculo de luz y sonido consiste en una visita guiada en la que unos altavoces nos van narrando una historia mientras tu te ibas moviendo por el templo según iban iluminándose de colores ciertas partes para guiarte o simplemente darle un efecto más profundo a la narración. El espectáculo la verdad es que merece mucho la pena.

Os dejo aqui un video de este impresionante templo:


Ya con este espectáculo acabamos post para al día siguiente tomarnos un pequeño descanso y viajar por la tarde hacia la zona de costa, Hurgada. Esto os lo contaré en los siguientes posts al igual que hice con este así que os dejo por hoy. Espero que os haya gustado y hasta la próxima!!!



This entry was posted on 1:38:00 p. m. and is filed under , , , , , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

0 comentarios: